Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

El modelo bajo ataque

Se viene una ofensiva del colectivismo radical

El modelo bajo ataque
Víctor Andrés Ponce
12 de enero del 2018

 

Cuando los turcos están por conquistar Constantinopla no se puede discutir sobre el sexo de los ángeles. Cuando todas las fuerzas antisistema, que pretenden desarrollar una revolución anticapitalista en el Perú —y que se expresaron en las elecciones del 2006, del 2011 y del 2016—, lanzan una ofensiva política y social sin precedentes, las fuerzas prodemocracia y promercado tampoco pueden enfrascarse en discusiones bizantinas. Si el enemigo está en la entrada de la ciudad, los gravísimos errores de PPK —que han metido a la democracia en un atolladero— deben pasar a segundo plano. Suena feo, pero es la verdad.

Gregorio Santos, Verónika Mendoza, Marco Arana y todos los representantes del radicalismo colectivista intentan emular la sobredimensionada marcha de los cuatro suyos en contra del fujimorato, convocando una movilización de las provincias hacia la capital para este 17 de enero, horas antes de la llegada del Papa. El objetivo: combinar la acción parlamentaria y la marcha callejera para desencadenar la vacancia presidencial y producir el adelanto de elecciones.

Si el fujimorismo se pone de costado ante esta estrategia de las fuerzas antisistema, traicionará su historia de un cuarto de siglo —vinculada al modelo económico y social— y permitirá que se organice un escenario en el que proliferarán los aventureros. Pero no solo existirá una incongruencia con una identidad, sino que también se anotarán todos los autogoles habidos y por haber. ¿Por qué? El adelanto electoral, en el acto, difumina la directa responsabilidad del antifujimorismo por haber encumbrado a Toledo, Humala y también a PPK. Y también genera una fuerte impresión acerca del fracaso de la economía de mercado y favorece a los demagogos del colectivismo. En otras palabras, no solo la democracia requiere consolidar el periodo constitucional para afirmar libertades e instituciones, el fujimorismo también necesita sentarse en la platea y contemplar cómo sus adversarios son investigados y procesados por el sistema judicial.

En otras palabras, ninguna fuerza prodemocracia y promercado puede jugar con el fuego del adelanto electoral. La ofensiva antisistema en el Parlamento —con el nuevo pedido de vacancia presidencial— y en la calle, al margen del desmadre de la gobernabilidad, tiene la virtud de poner en la agenda el conflicto de fondo de nuestra democracia: la contradicción entre capitalismo y anticapitalismo, presente y visible en el Perú desde las elecciones del 2006. Quien pretenda negar que, en las últimas tres elecciones nacionales colisionaron dos modelos, dos propuestas, se niega a ver la realidad o tiene cierta simpatía con el curso de los acontecimientos.

La ofensiva antisistema entonces podría evaporar la terrible polarización fujimorismo versus antifujimorismo que ha envenenado a la democracia en los últimos quince años, y también podría devolver a los actores políticos la racionalidad que se debe guardar con respecto a los programas presentados en las últimas elecciones nacionales. En ese contexto, el fujimorismo, el pepekausismo, el aprismo, el acciopopulismo y el apepismo, frente a la amenaza del colectivismo radical, tienen un universo de convergencias y afinidades, antes que divergencias.

Es hora, pues, de organizar un respaldo político amplio a la defensa del sistema. Derrotar al colectivismo radical demanda aplicar la ley y el orden. Ese mismo respaldo podría ser la base de un paquete de reformas que el Perú necesita con urgencia: por ejemplo, empezar con la reforma de la legislación laboral.

 

Víctor Andrés Ponce
12 de enero del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Los dilemas de Vizcarra

Columna del Director

Los dilemas de Vizcarra

  Es incuestionable que el presidente Vizcarra ha ganado en la r...

24 de septiembre
Crónica legislativa

Columna del Director

Crónica legislativa

  El presidente del Consejo de Ministros, César Villanuev...

21 de septiembre
Presidente, usted ganó. ¿Y ahora?

Columna del Director

Presidente, usted ganó. ¿Y ahora?

  El Congreso de la República, demostrando cierta madurez...

19 de septiembre

COMENTARIOS