Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

BCR: ofensiva antifujimorista

BCR: ofensiva antifujimorista
Víctor Andrés Ponce
31 de octubre del 2016

La izquierda juega sus cartas en el Estado

Luego de la elección en el Legislativo de José Chlimper, Elmer Cuba y Rafael Rey como miembros del directorio del BCR, el Frente Amplio se convirtió en la representación política de la reacción antifujimorista. PPK y el ministro Alfredo Thorne de alguna manera bendijeron la elección, mientras el presidente del Consejo de Ministros (PCM), Fernando Zavala, invocaba a que no se politice el BCR.

Se puede decir, entonces, que el Ejecutivo vio las cosas con buenos ojos, más allá del detalle de Zavala para las tribunas. De esta forma solo quedó la izquierda en contra de la mencionada elección. Algo interesante a tomar en cuenta: el bloque mediático que antes acompañaba la reacción antifujimorista se ha disgregado. Ahora se percibe una mayor vocación informativa. Los activistas de izquierda en las redes sociales, de alguna manera, solo lograron el rebote soñado en La República y El Comercio.

Algo que llama la atención es la decisión del fujimorismo de “proteger políticamente a Chlimper” con la elección. La única explicación es que la institucionalidad fujimorista de alguna manera está corroborando las afirmaciones del propio Chlimper, que señalan que a él le entregaron el audio editado (de la pasada elección) y que ya se sabe de dónde provino la mano negra. No hay otra. Respaldo político total, pues.

Ahora bien, ¿qué hay detrás de la ofensiva frenteamplista en contra de los elegidos en el Congreso para el BCR? ¿Un apego a los criterios tecnocráticos? De ninguna manera. La postulación de Humberto Campodónico, un economista heteredoxo, contrario a la orientación del BCR de las últimas décadas echa por tierra cualquier argumentación en ese sentido. ¿Una defensa de las instituciones y lucha contra la corrupción? La izquierda usa el tema de la corrupción —y otras banderas como el género y las minorías— como argumento para acumular fuerzas. De lo contrario no estaría en campaña contra el alcalde Luis Castañeda sin ningún argumento, sino que destaparía todas las irregularidades de la pasada gestión Villarán.

¿Cuál, pues, es el tema de fondo? Desde la caída del fujimorato a inicios del nuevo siglo, la tecnocracia liberal se ganó el respeto nacional a través de exitosas gestiones de en el MEF, el BCR, la Sunat y otras entidades. Tirios y troyanos empezaron a hablar de las llamadas “islas de eficiencia”. Sin embargo, en el Perú también tuvo protagonismo “una tecnocracia social de izquierda”. De alguna manera durante las administraciones de Toledo, Humala y PPK (exceptuando la de García) la izquierda influyó en los ministerios sociales, de Interior, Justicia y diversas dependencias. El resultado ya es conocido por todos: en el Perú casi no hay Estado, solo hay macroeconomía, casi destruida por el nacionalismo. En todo caso allí están los resultados. Juzgue usted.

El gran problema para la izquierda es que el fujimorismo, en su legítimo derecho como primera fuerza política del país, ha decidido equilibrar la presencia zurda en las otras áreas no económicas del Estado. Allí está la elección de Walter Gutiérrez como Defensor del Pueblo. En todo caso, luego de la elección nacional algo tenía que cambiar con respecto a la influencia de la izquierda.

La reacción frenteamplista se explica porque el fujimorismo empieza a aparecer como una fuerza con clara de vocación de poder estatal —tal como lo hace la izquierda y alguna vez lo hizo el Apra— que amenaza la hegemonía silenciosa que la zurda ha mantenido en los ministerios y dependencias del Estado y la sociedad en general. Por ejemplo, la gran batalla de este lustro será alrededor de la educación. ¿Se consolida el proyecto estatista de la izquierda o se promueve una educación acorde con una sociedad abierta?

Siempre habrá que mantener los ojos alertas ante la posibilidad de la politización de las instituciones, pero es evidente que algo va a cambiar en el Estado luego de las elecciones nacionales. ¿O no?

Víctor Andrés Ponce

Víctor Andrés Ponce
31 de octubre del 2016

NOTICIAS RELACIONADAS >

El establishment que se resiste

Columna del Director

El establishment que se resiste

Reflexiones sobre la gobernabilidad en el Perú En el Per&uacut...

16 de octubre
Los enemigos del modelo votan en contra

Columna del Director

Los enemigos del modelo votan en contra

Frente Amplio y Nuevo Perú en contra Gabinete Aráoz &nb...

13 de octubre
La convergencia entre dos fuegos

Columna del Director

La convergencia entre dos fuegos

Para todos es evidente que hoy en el Ejecutivo sobreviven los mismos s...

11 de octubre

COMENTARIOS